Un blog de viajes - Travellerspoint

Opciones, posibilidades e ideas para el tema del alojamiento

Buscar un hotel para nuestro próximo viaje puede convertirse en una experiencia de lo más interesante

Muchas más opciones de las que parece inicialmente

Cuando ya tenemos los vuelos de nuestro próximo viaje comprados, e incluso cuando, más tarde, hemos elaborado el itinerario que vamos a seguir, llega el momento de buscar los alojamientos que vamos a utilizar en cada una de las ciudades o lugares por los que nuestro viaje se va a desarrollar. Aunque en muchas ocasiones revestimos a esa tarea con la pátina de la gestión no demasiado interesante, cuando no de tarea burocrática, en realidad se trata de un proceso que puede ser mucho más interesante de lo que parece, y que va a influir en nuestro viaje tal vez más de lo que en un momento inicial podemos pensar.

A explorar todas las opciones con las que contamos para obtener un alojamiento, evaluando las ventajas e inconvenientes de todas ellas, es a lo que está dedicada esta nueva entrada del blog. Se trata de opciones numerosas, variadas y diferentes entre sí.

Webs_hoteles.png

Variedad dentro del concepto de hotel

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en buscar alojamiento es la palabra “hotel”. Pero dentro de ese concepto, hay mucha mucha variabilidad. Por mencionar un par de opciones que pueden hacer que una estancia en un hotel pueda ser diferente, se puede apostar por los hoteles boutique, que son hoteles por lo general de tamaño pequeño -apenas cuentan con unas pocas habitaciones, lo que suele derivar en un mejor servicio- que además se distinguen de otros hoteles por su decoración, por su ubicación, o por algún otro motivo que los hace singulares. Suelen constituir una buena forma de experimentar una experiencia genuina. Y también lo es probar con algún hotel con etiqueta especial -obviamente, si el presupuesto da para ello-, y con eso no me refiero precisamente a hoteles de cinco estrellas -pues estos son, en muchos casos, un tanto banales, e iguales o muy parecidos en todas las ciudades del mundo-, sino a conceptos como el de Parador Nacional en España, que por lo general ocupan lugares históricos -antiguos castillos, palacios, monasterios, etc- o cuentan con emplazamientos privilegiados, haciendo también que sea posible vivir una experiencia realmente diferente.

Parador.jpg

Otros tipos de alojamiento de índole comercial

Además de los hoteles, hay otros tipos de alojamiento de lo que sería, digamos, una tipología comercial, es decir, negocios establecidos expresamente para ofrecer alojamiento y ganar dinero con ello. Una primera alternativa vendría dada por los hostales y los pensiones, que si bien cuentan con muchas características en común con los hoteles, empiezan a introducir en una experiencia más auténtica por cuanto muchas veces se encuentran en portales y edificios en los que vive más gente, gente local, acercándonos un poco más a lo que sería la experiencia de vivir en la ciudad. Esto sucede aún en mayor medida con los apartamentos, en los que además contaremos con cocina, lavadora, y otras estancias y equipamientos propios de una casa, dándonos opciones de ahorrar dinero en restauración y lavandería. También están los albergues, a los que, en contra de lo que muchas veces se piensa, puede ir quien quiera, y no solo gente joven (la gente que está por encima de una determinada edad suele, eso sí, tener que pagar más que los jóvenes), y en los que es posible disfrutar de espacios comunes (sala de lectura, sala de juegos, bar, etc) y establecer una relación con otros viajeros que no se suele dar cuando vamos a otro tipo de alojamiento. También quería mencionar las opciones de alojamiento más relacionadas con la naturaleza, como los campings, en los que las ventajas vienen dadas por ese contacto directo con el medio natural en el que el camping esté ubicado, que puede hacer que la estancia en un lugar sea diferente y puede que inolvidable.

Albergue.jpg

Alojarse en la casa de una persona, o en el seno de una comunidad

Pero, si he decidido etiquetar a todos los tipos de alojamiento incluidos en los dos epígrafes anteriores con la etiqueta de “comercial”, es porque hay otras opciones de alojamiento en las que se convive con otra persona, con una familia, o con una comunidad. En algunos de mis viajes he probado la opción de alojarme en una casa particular (lo he hecho, en Croacia -donde es muy común hacerlo, e incluso hay personas que reciben a los viajeros en las estaciones de autobús para ofrecerles una habitación en su casa-, en Cuba, o en Zimbabue-. La autenticidad de la experiencia viene dada por esa convivencia con una persona o una familia del país, pudiéndose aprender sobre su modo de vida, sus costumbres, o la forma en la que tienen decorada la casa. Si además se tiene suerte con el anfitrión, la experiencia puede ser maravillosa (por ejemplo, en mi estancia en Masvingo, Zimbabue, me ocurrió que la familia que me recibió en su casa era muy agradable y, todas las noches, después de la cena, se desarrollaba una larga sobremesa en la que compartíamos experiencias y unos aprendíamos de otros).

Además, aunque yo no la he probado, estaría la opción de vivir con una comunidad, como ocurre por ejemplo en las opciones de alojamiento en un monasterio.

Casa_particular.jpg

Acerca de la ubicación del alojamiento

No quería terminar la entrada sin hacer un último apunte acerca de otro tema importante, el de la ubicación del alojamiento que vayamos a utilizar. En este sentido, aunque la tentación es la de elegir un alojamiento lo más cerca posible del centro, buscando la comodidad, elegir otros emplazamientos puede ser interesante. Por ejemplo, tener el alojamiento en un barrio residencial algo más alejado del centro puede acercarnos más a conocer la realidad cotidiana del lugar en el que estamos, y además, los desplazamientos en transporte público hasta el centro pueden dejarnos conocer esa otra realidad que nos muestran ese tipo de vehículos. También puede darse el caso de que en una gran ciudad haya barrios interesantes, o con una personalidad marcada, alejados del centro, de forma que alojarnos en ellos también nos vaya a proporcionar una buena experiencia.

Plano_ciudad.png

Publicado por Sergio Gonzalo 18:48 Tagged alojamiento preparar_el_viaje planificar_con_encanto antes_del_viaje aspectos_prácticos

CompartirFacebookStumbleUpon

Índice de materias

Añadir el primero comentario

Comments on this blog entry are now closed to non-Travellerspoint members. You can still leave a comment if you are a member of Travellerspoint.

Entra