Un blog de viajes - Travellerspoint

Ideas para organizar actividades sobre la marcha en un viaje

Sacando provecho de los recursos locales, solo accesibles cuando ya estás en el destino

Gestiones a distancia o en el lugar de destino

En una entrada anterior de este mismo blog se reflexionaba sobre la conveniencia de planificar mucho o planificar poco en un viaje. Siguiendo el hilo temático, esta nueva entrada tiene el objetivo de proponer algunos recursos para organizar cosas sobre la marcha en un viaje, para el caso de todas aquellas actividades, visitas, excursiones, etc, que hayamos decidido dejar sin planificar en las semanas o meses anteriores a un viaje, en el trabajo de preparación y planificación que hayamos hecho en casa.

La idea de la que parte esta nueva entrada, y en la que se basan los recursos que se van a proponer, es la de que, por mucho que Internet, Whatsapp, y todas las demás posibilidades de comunicación con las que contamos hoy en día hayan facilitado sobremanera el contacto con personas que viven al otro lado del planeta, siempre va a haber tipos de información o gestiones que se van a poder acometer de mucha mejor manera cuando ya estemos físicamente en nuestro destino de viaje.

Las taquillas de los medios de transporte públicos, fuente de información incomparable

En infinidad de ocasiones, en mis viajes, me ocurre que trato de buscar por Internet información sobre horarios, precios o frecuencias de trenes y autobuses de un país que voy a visitar, y la información que consigo obtener es vaga, confusa, y en algunos casos, contradictoria. Por supuesto, esto depende en gran medida del país que vayamos a visitar; por ejemplo, la mayoría de los países europeos cuentan con páginas web de las compañías ferroviarias nacionales que ofrecen información precisa y fiable sobre los horarios de los trenes en cada día de la semana. Pero, por ejemplo, cuando se trata de los autobuses, ya suele ser más difícil conseguir información, porque por lo general es un medio de transporte menos planificado, suele haber múltiples compañías que ofrecen servicios, etc. Y si el transporte del país en cuestión está menos desarrollado, o es más informal, las posibilidades de encontrar buena información en la red se van reduciendo. Recientemente, en la organización de viajes a países como Irán, Costa Rica o Tanzania, me ha ocurrido que no he podido encontrar información realmente fiable sobre los servicios de transporte.

Por todo ello, no hay nada como, cuando ya se está en el destino, plantarse en la estación de tren o de autobús de la ciudad desde la que queremos hacer la actividad o excursión en cuestión. Allí sí, en las taquillas o en los mostradores de información, será posible hablar con personal que sabrá mejor que nadie los horarios y las frecuencias de los trenes; a veces nos ocurrirá que podremos embarcarnos en el medio de transporte apenas unos minutos después de llegar a la estación o terminal de que se trate, y en otros, al menos, podremos comprar un billete para dentro de unas horas, o para el día siguiente.

7b090930-03ad-11ef-8599-91b53056e3e7.jpg

Las agencias a pie de calle, un recurso que a veces abunda

En muchos países proliferan las agencias de organización de actividades que estarán deseando que un viajero con cosas aún pendientes de organizar entre por la puerta. Esto es algo que ocurrirá, por ejemplo, y sin duda -aunque no solo-, en los países del Sudeste Asiático, donde la competencia es feroz y hay un amplio catálogo de actividades que se pueden contratar de un día para otro, o incluso para el mismo día, en un montón de agencias de similar índole que encontraremos con solo dar un paseo por la calle. Accediendo a esa oferta de servicios local, además, nos daremos cuenta de que a veces se ofrecen actividades o visitas a lugares que no conocíamos, porque en las fuentes con las que hemos preparado el viaje no aparecía información sobre ellos. Una ventaja más es la de que esas excursiones con frecuencia ofrecen la visita a más de un lugar, pudiéndose combinar varios, mientras que de otra forma -por ejemplo, yendo en transporte público- tal vez no pudiéramos visitarlos todos por una cuestión de tiempo, por lo que tardaríamos en desplazarnos de unos lugares a otros.

agencia_vietnam.jpg

El recurso de los recepcionistas del hotel en el que nos alojamos

En ocasiones, los hoteles cuentan con una agencia de organización de actividades, o al menos con una persona que está dispuesta a -y puede- organizar actividades y excursiones para las personas que se alojan allí. Y, si esto no ocurre, siempre estará el recurso de dirigirse a la recepción para tratar de preguntar por alguna actividad o servicio. Con mucha frecuencia -aunque, por supuesto, depende del tipo de país en el que nos encontremos-, el hotel trabaja habitualmente con uno o con varios taxistas a los que podrá consultar el precio del desplazamiento o la actividad que deseemos. Me ha pasado en infinidad de ocasiones que, desde una recepción, me han organizado actividades o desplazamientos, incluso en alguna ocasión de forma muy económica, ya que nadie como ellos conocen los recursos locales, y en especial los auténticos y verdaderos, no aquellos generalmente inflados a los que siempre accede un turista.

eaaf0220-5e95-11ee-a750-8b0e9cabfdca.jpg

Los taxistas, un recurso a base de negociación

Y en último lugar, otro recurso que he utilizado en diversas ocasiones es el de pedirle precio a un taxista cualquiera al que veo por la calle, para que me lleve a la ciudad o al lugar al que me quiero desplazar, para visitarlo o para hacer una excursión (obviamente, este recurso solo se puede utilizar en aquellos países en los que, por el nivel de vida o por la debilidad de la moneda, los precios en general, y los de los taxis en particular, sean menores que los que tenemos en el país en el que vivimos). El principal inconveniente es el de que será necesario negociar, pero rara vez sucede que no se consigue llegar a un acuerdo por un precio menor al que nos piden inicialmente, y que no se cierra un precio que es bastante favorable para los intereses del viajero, al menos si se compara, como decíamos, con lo que costaría un taxi en su país de origen.

taxistas_chinos.jpg

Publicado por Sergio Gonzalo 6:42 Tagged transporte excursiones conocer_lo_local durante_el_viaje

CompartirFacebookStumbleUpon

Índice de materias

Añadir el primero comentario

Comments on this blog entry are now closed to non-Travellerspoint members. You can still leave a comment if you are a member of Travellerspoint.

Entra